lunes, 19 de abril de 2010

Bratislava


Bratislava es la capital y mayor ciudad de Eslovaquia. Cuenta con aproximadamente 446.819 habitantes y está situada a orillas del Danubio.

Bratislava es la sede del parlamento y gobierno eslovacos y cuenta con una gran oferta artística, cultural y educativa. En los últimos años está sufriendo una gran transformación, tanto a nivel de recuperación de edificios emblemáticos, como en la mejora de las deterioradas infraestructuras heredadas del antiguo régimen comunista. La zona más interesante desde el punto de vista monumental y artístico es la Ciudad Vieja, colorista y acogedora, donde se puede disfrutar de una gran variedad de comercios y servicios.

Mención especial merece también el puerto fluvial del Danubio, donde se pueden ver barcos mercantes y una gran actividad.
El centro histórico se caracteriza por muchos palacios barrocos . El Palacio Grassalkovich, construido alrededor de 1760, es ahora la residencia del presidente eslovaco, y el Gobierno eslovaco tiene ahora su sede en el antiguo Palacio Arzobispal.


El Castillo de la ciudad domina majestuosamente desde encima de un estribo rocoso, 85 metros por encima del nivel del Danubio, y conoció sus mejores tiempos en el siglo XVIII cuando en él residía de vez en cuando María Teresa de Hamburgo, como Reina de Hungría. Actualmente se pueden encontrar en el castillo diversas exposiciones del Museo Nacional Eslovaco y salas respectivamente del Parlamento Nacional de la República Eslovaca.



La zona del Hrad (castillo) es muy bonita. Desde allí se disfrutan de unas buenas vistas de la ciudad desde donde el visitante puede dar buena cuenta del contraste entre lo viejo y los edificios más modernos. En Bratislava hay bastantes palacios (Primatial, Mirbach, Palffy, etcétera), iglesias, bonitas calles y plazas. Destaca entre estas la plaza principal, Hlavné Námestie, que suele estar abarrotada por turistas. Es un buen lugar para descansar, fijarse en los bonitos edificios que rodean la plaza y, en verano, comprar souvenirs en alguno de sus puestos.


Las iglesias notables incluyen la catedral gótica de San Martín construida entre los siglos XIII y XVI, que sirvió de coronación de la iglesia el Reino de Hungría entre 1563 y 1830. La iglesia de los Franciscanos, que data del siglo XIII, ha sido un lugar de ceremonias. Es el edificio sacro más antiguo de la ciudad. La Iglesia de Santa Isabel, más conocida como la Iglesia Azul debido a su color, está construido totalmente en el estilo Art Nouveau.


Uno de los encantos de Bratislava son las esculturas que están “escondidas” en fachadas y rincones de la ciudad. Hay un papparazzi cámara en mano, un soldado de Napoleón, un dandy o una figura que sale de una alcantarilla. Otras curiosidades son la rueda sin agua que está en el castilo, la casa más estrecha o el kilómetro cero.


RECUERDOS:


La compañía de mi amiga, el viaje en tren, el albergue, los tranvías, las calles llenas de nieve, los guardias del Palacio Real, la tranquilidad de la ciudad, lo barato que era todo, el río Danubio desde el castillo, las esculturas en cada esquina de la ciudad, la comida...




Río Danubio desde el castillo


Teatro


Escultura del fotógrafo


Guardia en el Palacio real


Plaza principal con la nieve amontonada

2 comentarios:

  1. Hola, ¿en qué albergue te quedaste? ¿te gustó?
    Gracias

    ResponderEliminar
  2. Hola, creo que era el Hostel Blues (http://www.hostelblues.sk/index3.php) pero la verdad es que no estoy segura.
    Si es ese la verdad es que estaba bastante bien, o a mí al menos me gustó. No estaba lejos del centro y no había mucha gente, de hecho mi amiga y yo tuvimos la habitación para nosotras solas. También tenía un bar,una sala de estar y cocina compartida.
    Si te puedo ayudar en algo mas dímelo!
    un saludo :)

    ResponderEliminar