domingo, 11 de abril de 2010

Luxemburgo




Es la capital del país, tanto como de la Comunidad Europea, centro bancario y ciudad cosmopolita rodeada por magníficas fortificaciones históricas, clasificado por la UNESCO como patrimonio mundial. El campo que rodea la ciudad es un infinito festín verde, con numerosos huertos y pequeñas aldeas, que mantienen hasta el día de hoy su propio carácter.
Aunque la historia luxemburguesa documentada se remonta a los tiempos de los romanos, se considera que comienza de forma propiamente dicha en el año 963 con la adquisición de Lucilinburhuc (actualmente el Castillo de Luxemburgo) por Sigfredo, Conde de las Ardenas.
En el siglo XIV los emperadores germánicos lo convirtieron en ducado.

En 1441 fue incorporado al Estado borgoñón. Recibido en herencia por el emperador Carlos V y transmitido a su hijo Felipe II en 1555, permaneció en manos de España hasta 1714 en que, por el tratado de Rastatt, fue cedido a Austria. En 1795 fue conquistado por Francia, pero tras la derrota napoleónica quedó bajo administración del rey de los Países Bajos, que lo erigió en Gran Ducado.
En 1831 fue dividido en dos partes, bajo soberanía de Bélgica y los Países Bajos respectivamente. El tratado de Londres de 1867 lo declaró Estado neutral, gobernado desde 1890 por los descendientes de Adolfo de Nassau. Fue invadido por Alemania en la Primera Guerra Mundial y terminada ésta, un referéndum en 1919 apoyó la monarquía de los Nassau. En 1940 fue ocupado por Hitler. Tras la Segunda Guerra Mundial, Luxemburgo concertó un pacto con Bélgica y Holanda, con los que formó el Benelux (1947). En 1949 se adhirió a la OTAN y en 1950 a la CEE. Los principales partidos son el cristiano-social y el Socialista. Luxemburgo entró a formar parte de la Unión Monetaria Europea en 1999.
A lo largo de su historia, Luxemburgo ha vivido bajo el dominio de muchos Estados y casas reinantes, pero ha constituido una unidad política propia, aunque no siempre autónoma, desde el siglo X. Hoy en día es un gran ducado hereditario con un sistema parlamentario unicameral.

El luxemburgués, lengua nacional, está emparentado con el alemán, que es por su parte la primera lengua extranjera de la mayoría de los luxemburgueses y la utilizada por los medios de comunicación. El francés es la lengua de la Administración.
Muchas especialidades culinarias de Luxemburgo son típicas de las zonas de bosque, como el estofado de liebre y el jamón de las Ardenas. La trucha y el lucio de sus ríos son también habituales en la mesa.

RECUERDOS

Cuando yo fui era Navidad, y había puestos de dulces, juguetes, quesos... además de calles llenas de tiendas de moda carísimas y luces y decoración navideña. Además las casas y los edificios eran todos muy lujosos...



No hay comentarios:

Publicar un comentario