jueves, 6 de mayo de 2010

Pisa (Italia)


El Arno, el mismo río que discurre bajo en Ponte Vecchio de Florencia, es el que fecunda la llanura sobre la que se asienta Pisa y que divide a la ciudad en dos partes.

Es Pisa un lugar apacible, de edificios de escaso porte, que conserva un aire señorial y una serie de elementos artísticos que testimonian su pasado esplendor, cuando era una ciudad marinera que tenía notable peso en el Mediterráneo.

Vencida por sus ciudades competidoras y alejada progresivamente de la franja litoral (en esto se asemeja también al caso de Brujas, en Bélgica) Pisa acabaría cayendo en poder de Florencia.

Hoy la ciudad tiene un notable atractivo turístico, que para muchos es excesivamente superficial, porque hay un turismo “de parque temático” que se entretiene en la plaza dei Mirácoli, ante la famosa Torre Inclinada, sin ver que Pisa es mucho más.

Es interesante la ciudad como foco de un estilo románico que se extendió por toda la Toscana.

Tiene el estilo pisano un aire influenciado por los estilos lombardo y árabe. Su manifestación más clara está en las fachadas de las iglesias, dotadas de una rítmica profusión de los relieves, con esas magníficas arquerías ciegas que otorgan a los edificios un aire de especial ligereza.

Sobre gráciles columnillas se asientan los arcos de medio punto, en una sucesión tanto en lo longitudinal como en la altura. Se consiguen así unos magníficos juegos de luz, realzados con la profusión en la utilización del mármol, a veces de distintos tonos. Este estilo, tuvo su máximo apogeo en torno al siglo XIII.

La famosa torre se terminó de construir en el 1350, casi dos siglos después de su inicio. El fondo aluvial sobre el que se construía fue el causante de un desplazamiento de tierras que se apreció inicialmente cuando estaba recién hecho el primer piso.

BUENOS RECUERDOS DE ESTE VIAJE

El tren, la pizza, la ciudad, los monumentos, la cola de japoneses para hacerse la típica foto sosteniendo la torre, la cantidad de gente que había en la calle por la noche, el césped de la catedral de noche, el carro, el portal, el aeropuerto por la mañana...


No hay comentarios:

Publicar un comentario