miércoles, 23 de junio de 2010

Venecia (Italia)

Venecia es una ciudad única en el mundo. Un lugar que, cada vez que vuelves, consigue sorprenderte por las emociones y los encantos que tiene. Una fotografía de su grandioso pasado son las calles y callejuelas, los puentes, las plazas y los patios. Venecia es un destino turístico durante todo el año, tanto que en verano llega a abarrotarse.

Venecia, desde su origen, convive con el agua: los primeros habitantes, para escapar de las incursiones de los bárbaros, se refugiaron en la laguna, y, a causa del terreno pantanoso, se vieron obligados a construir palafitos para vivir.

El centro histórico de Venecia está formado por 118 pequeñas islas con más de 400 puentes que las unen y forman un único territorio, dividido en seis antiguos distritos administrativos o “sestiere”, tres a cada lado del Canal Grande

.El “sestiere” de San Marcos, con la majestuosa basílica y el elegante Palacio Ducal, es uno de los lugares con más turistas y el más caro de la ciudad. Al norte de San Marcos, está el “sestiere” de Cannaregio y al este, el de “Castello”, los dos son barrios residenciales, tranquilos e interesantes de ver.

En el otro lado del Canal Grande, están los “sestieri” de Dorsoduro, Santa Croce y San Polo, éste último es el más vivo y comercial en esta parte del canal. Cada “sestiere” tiene sus particularidades y es interesante descubrirlas.

Venecia es una ciudad más bien pequeña, por lo que la manera más fácil y barata para recorrer la ciudad es, sin duda alguna, a pie. Para orientarse mejor y no perderse entre las muchas calles y callejuelas hay que tener un plano detallado para ver el recorrido que se quiere hacer. Pero si ir a pie es el mejor medio para conocer todas las bellezas de Venecia, el más romántico es, por desgracia, el más caro, la góndola.Las góndolas son el medio de transporte más lujoso para pasear por entre las muchas maravillas venecianas, que utilizan sobre todo los turistas. Hay muchos amarres en toda la ciudad, donde los gondoleros esperan a los clientes. Las tarifas oficiales están sobre los 60 euros por 45 minutos, aunque por la noche, después de las ocho de la tarde, el precio llega a 80 euros.

Una manera de ahorrar es subir con otra gente, pero recuerde que en cada góndola puede subir un máximo de cinco personas. Alquilar una góndola para uno mismo es, sin duda, bastante caro, pero también es una experiencia especial y única en la vida, de la que nunca se olvidarán...


ALGUNOS RECUERDOS DE ESTE VIAJE:

Salir de la estación de tren y ver la ciudad, los macarrones con queso, las palomas...

viernes, 18 de junio de 2010

Viajar barato


Viajar puede resultar muy caro, es cierto. Para muchos es un lujo, sin embargo es sólo cuestión de usar las herramientas adecuadas y elegir los destinos económicos y nos sorprenderíamos de saber cuánto pueden costarnos nuestras vacaciones. Viajar barato es posible.

No es sólo cuestión de dejar el hotel 5 estrellas y pasar la noche en una tienda de campaña (lo que seguramente nos permitiría salvar dinero) sino que decidiremos orientamos hacia Túnez o Marruecos (donde, encima, tendremos el hotel sobre una hermosa playa). El mismo tipo de hotel puede resultar 3 o 4 veces más económico.

Entre los destinos más económicos tenemos que considerar el norte de África, Turquía, el Sudeste Asiático, Europa del Este y algunas regiones de Sudamérica. Sí, ya lo saben, Europa definitivamente no es un destino económico de por sí, aunque no es que sea imposible viajar en Europa con un reducido presupuesto, ¡simplemente no es tan fácil!

Mi herramienta favorita para conseguir buenos precios para viajar es definitivamente Internet. En lo que se refiere a conseguir buenos precios ¡Internet es un potencial increíble! Entre las opciones se cuentan: sitios que nos permiten encontrar transporte gratuito, sitios que organizan intercambio de casas, sitios Web de reserva de hoteles y hostales donde podemos encontrar ofertas interesantes, sitios para encontrar alojamiento gratuito y una gran oferta de descuentos.

Al mismo tiempo Internet nos permite contactar a todo el mundo. Las agencias de viajes tienen un excelente servicio en la Web y podemos consultar ofertas y reservar paquetes a precios increíbles. Como siempre podemos chequear los sitios de último momento donde las ofertas, si no nos importa parir en 2 días, son muy jugosas.

Texto original de locuraviajes.com


lunes, 14 de junio de 2010

Lucerna (Suiza)












La ciudad de Lucerna fue en la Edad Media una dependencia del monasterio alsaciano de Murbach, pero con el tiempo fue recobrando su antigua autonomía. El año 1178 fue un año decisivo en sus relaciones con el monasterio y es considerado el año en el que consiguió el derecho al villazgo.

Tras la apertura del pase del Gotardo en los comienzos del siglo XIII creció la riqueza de la ciudad porque se encontraba en un punto crucial en la ruta de tránsito entre Italia y la Europa septentrional. La ciudad ingresó en la Confederación Suiza en el año 1332.

Lucerna es la capital del cantón homónimo.

La ciudad está ubicada en el cabo norte del Lago de los Cuatro Cantones donde se encuentra el río Reuss. Lucerna es el centro comercial y cultural de la Suiza interior.

Su economía se basa sobre el turismo y el comercio, también ofrece servicios de transporte, sanidad y de consultoría. Algo más que cuatro empleos y medio recaen sobre el sector servicios por cada empleo en la industria o la agricultura.

Lucerna tiene una pequeña universidad que se ampliará en los próximos años. La facultad teológica goza de particular reputación.

En el plano artístico, la ciudad vieja y la nueva resultan sumamente agradables; no sólo por sus monumentos civiles y religiosos, sino por las poderosas casas de la burguesía local, y los excelentes centros museísticos.

En el centro del Kapelburcke, o puente de La Capilla, se halla la Wasserturm o torre del agua, uno de los símbolos de la ciudad. Se trata de una torre octogonal de piedra de unos treinta metros de altura, de final del medievo, que tenía una finalidad defensiva, pero que ha sido también prisión y hasta sala de tortura.

Dicen que esta obra, erigida en torno al 1300, el monumento más fotografiado de Suiza.

RECUERDOS:

Pasear por el puente de noche, las flores del puente y las pinturas, el café del Starbucks, el río, los escaparates con pequeñas torres de chocolate...















lunes, 7 de junio de 2010

Estrasburgo (Francia)





Estrasburgo, en el valle del Rin, tierra de disputa histórica entre dos grandes núcleos de poder, es hoy una hermosa ciudad que simboliza el encuentro de Europa.

Heredera de tradiciones culturales propias, con reminiscencias francesas y alemanas, en Estrasburgo se sintetiza una visión de Europa, culta, de elevado nivel de vida, respetuosa con la tradición.

Aparte de ser sede de importantes 
instituciones europeas, es la capital del valle 
medio del Rin, el lugar idóneo para descubrir desde allí Alsacia, Baden, la Selva Negra y los Vosgos.

 El centro histórico de Estrasburgo está en una isla rodeada por las aguas fluviales de l´Ill. 


Esto le da al conjunto una fuerte identidad. En este espacio se ubican diversos monumentos de interés, el principal de ellos la catedral, de un notabilísimo vigor constructivo. Cerca se hallan otros importantes palacios y museos.


La zona de la Petite France es muy notable también porque aúna el romanticismo de sus canales con una construcción tradicional de gran belleza, conservada felizmente.
La catedral de Estrasburgo se inició en el final del siglo XII. Como en muchos otros edificios europeos, se puso debajo una base de roble.
La fachada es magnífica, de gótico radiante, de Erwin Steinbach. Asombra su vigor vertical, sus airosas lancetas y su estatuaria. Con magníficas escenas bíblicas. En la portada derecha está la famosa escena del seductor de vírgenes necias. 
 La torre es altísima. Se trata de la torre catedralicia más alta del mundo, hasta que en el final del XIX le arrebató el título la catedral de Colonia. Alcanza los 142 metros de altura. Básicamente es obra del siglo XV. Es llamativa la finura de su estructura. Su piedra rosada se contempla desde decenas de kilómetros a la redonda.



RECUERDOS DE ESTE VIAJE

La vida de la ciudad, las plazas y calles, ver la catedral por primera vez, la comida alsaciana, las tiendas de recuerdos, los colores de las casas...