lunes, 14 de junio de 2010

Lucerna (Suiza)












La ciudad de Lucerna fue en la Edad Media una dependencia del monasterio alsaciano de Murbach, pero con el tiempo fue recobrando su antigua autonomía. El año 1178 fue un año decisivo en sus relaciones con el monasterio y es considerado el año en el que consiguió el derecho al villazgo.

Tras la apertura del pase del Gotardo en los comienzos del siglo XIII creció la riqueza de la ciudad porque se encontraba en un punto crucial en la ruta de tránsito entre Italia y la Europa septentrional. La ciudad ingresó en la Confederación Suiza en el año 1332.

Lucerna es la capital del cantón homónimo.

La ciudad está ubicada en el cabo norte del Lago de los Cuatro Cantones donde se encuentra el río Reuss. Lucerna es el centro comercial y cultural de la Suiza interior.

Su economía se basa sobre el turismo y el comercio, también ofrece servicios de transporte, sanidad y de consultoría. Algo más que cuatro empleos y medio recaen sobre el sector servicios por cada empleo en la industria o la agricultura.

Lucerna tiene una pequeña universidad que se ampliará en los próximos años. La facultad teológica goza de particular reputación.

En el plano artístico, la ciudad vieja y la nueva resultan sumamente agradables; no sólo por sus monumentos civiles y religiosos, sino por las poderosas casas de la burguesía local, y los excelentes centros museísticos.

En el centro del Kapelburcke, o puente de La Capilla, se halla la Wasserturm o torre del agua, uno de los símbolos de la ciudad. Se trata de una torre octogonal de piedra de unos treinta metros de altura, de final del medievo, que tenía una finalidad defensiva, pero que ha sido también prisión y hasta sala de tortura.

Dicen que esta obra, erigida en torno al 1300, el monumento más fotografiado de Suiza.

RECUERDOS:

Pasear por el puente de noche, las flores del puente y las pinturas, el café del Starbucks, el río, los escaparates con pequeñas torres de chocolate...















No hay comentarios:

Publicar un comentario