miércoles, 27 de octubre de 2010

Sintra (Portugal)

Sintra, durante mucho tiempo residencia de los monarcas de Portugal, es una magnífica ciudad de maravillosas e históricas mansiones, todas con el telón de fondo de las frondosas colinas. Los numerosos castillos de Sintra incluyen el Palácio Nacional de Sintra (un importante residencia de la realeza portuguesa hasta principios del siglo XX), el elevado y de cuento Palácio da Pena, Quinta de Regaleira (que incorpora varios estilos arquitectónicos y unos preciosos jardines alrededor), el Castelo dos Mouros (castillo moro), y el Palácio de Monserrate.

El Palacio de la Pena (que quiere decir de la peña) fue elegida como una de las Siete Maravillas de Portugal. Construido en 1836 por orden del príncipe Fernando II de Portugal, con estilos que van desde el neogótico, el neomanuelino, el neoislámico, el neorenacensita a la arquitectura colonial, representa un palacio de cuento. Se divide en cuatro áreas: Las murallas exteriores, el convento, el patio de los arcos y la zona palaciega. Merece la pena subir hasta arriba para disfrutar del paisaje.

La Quinta de la Regualeira o do Monteiro dos Milhoes está ubicado en el centro histórico de Sintra, es Patrimonio Mundial de la UNESCO. Sus lagos, grutas y jardines se relacionan históricamente con la alquimia, la masonería, los templarios y la rosacruz, llenando el ambiente de un halo de misterio y magia que atrae al visitante. Como en los anteriores, es fácil distinguir diversos estilos arquitectónicos que van desde el románico al manuelino.

El Palacio Nacional de Sintra está en el municipio de São Martinho, el conocido como Palacio de la Villa se remonta al siglo XVI y mezcla varios estilos arquitectónicos (medieval, gótico, renacentista y romántico) en sus patios, escaleras, corredores y galerías. Actualmente pertenece al Estado y se puede disfrutar de exposiciones culturales en su interior. El aspecto característico de este palacio es fácilmente identificado por los turistas. Se trata de dos grandes chimeneas cónicas gemelas. El alzado principal está organizado en tres cuerpos, siendo el central más elevado y cuadrado relativamente a los extremos.

Aún existe en el piso bajo una arquería con arcos quebrados, coronados por cinco ventanas. Las otras fachadas del edificio presentan una compleja articulación de cuerpos salientes y entrantes, destacándose el volumen cúbico de la Sala dos Brasões.

En lo alto de las montañas que rodean Sintra se encuentra el Castelo Dos Mouros. Construido por los árabes durante la invasión de la península Ibérica en el siglo VIII, esta fortificación destaca por sus impresionantes murallas y torres, prácticamente en ruinas, pero cuyas increíbles vistas desde el macizo rocoso no defraudan.

1 comentario:

  1. Ana Cristina:

    Fue una experiencia maravillosa.

    Gracias por acompañarnos en el viaje.

    ResponderEliminar