jueves, 17 de febrero de 2011

Trdelník, el dulce checo

 El Trdelník es un dulce tradicional de la cocina checa y eslovaca.  Se trata de una masa de harina enrollada en un pincho de madera (cuyo nombre es trdlo) y que asa (Rotisserie) al fuego de unas brasas la masa mientras que rota sobre si misma. La forma final es el de una masa cocida al fuego de forma cilíndrica y hueco en su interior, con ligero sabor ahumado así como aromatizado con canela. Es muy tradicional en los mercados callejeros (en Praga), y se suele servir como alimento en la calle.


Su producción posee una gran tradicción en Skalica. Lo inventó un general húngaro retirado llamado Earl József Gvadányi, que fue igualmente un poeta y filósofo del siglo XVIII. 
Empleó un cocinero procedente de Transylvania. Fue éste quien trajo desde sus tierras la receta del “trdelník“ y cambió algunas de su características de la masa hasta llegar a la denominaión actual conocida como Skalický trdelník. 
El nombre original de la masa húngara es el Kürtőskalács.



 Debido a la popularidad del dulce en diversos lugares de Chequia, y de lo habitual de su presencia en las celebraciones festivas. Surgió la asociación civil denominada Skalický trdelník que se fundó a finales de 2004. 

Su objetivo es salvaguardar del origen del Trdelník manteniendo su denominación, así como la elaboración.

La denominación del Trdelnik proviene de trdlo que es el palo de madera (en alguns casos de hierro fundido) sobre el que se enrolla la masa. La preparación del Skalický tiene tres etapas:
 1.    En la primera la masa de forma cilíndrica, del grosor de un dedo, se va enrollando en el palo de madera (trdlo). El palo (de una longitud aproximada de medio metro se enrrolla casi por completo en el palo.

2.    La masa enrollada se recubre en una bandeja que contiene una masa mezcla de harina de nueces, azúcar. Al final se 'encalca' directamente sobre este recubrimiento.

3.    Se coloca el palo en la rotisserie y se espera a que quede dorado, algo que suele ocurrir a los pocos minutos. En la rotisseri suele haber varios palos dando servicio a los diversos clientes que lo van solicitando.
En muchas ocasiones los Trdelník se duelen servir con miel.

3 comentarios:

  1. que bueno tiene que estar

    ResponderEliminar
  2. Yo los probé estas navidades. Estan muy buenos, crujientes y calentitos recién hechos. Azucarados y con aroma a canela

    ResponderEliminar
  3. Yo los probé estas navidades. Estan muy buenos, crujientes y calentitos recién hechos. Azucarados y con aroma a canela

    ResponderEliminar