viernes, 20 de mayo de 2011

Múnich, Alemania

Múnich es la tercera ciudad de Alemania en habitantes y la capital de Baviera. 

A parte de su casco antiguo,  esta ciudad se caracteriza por la proximidad de los Alpes, cuyas faldas se extienden hasta pocos kilómetros al sur de Múnich.

Múnich es ciudad de cultura y antiguas tradiciones, considerada tras la Segunda Guerra como “ciudad secreta de Alemania“, importante centro económico y una de las ciudades industriales más grandes de Alemania, famosa por sus elegantes comercios, modernos clubes nocturnos, cervecerías y famosos festivales.




El casco antiguo de Múnich, en la orilla oeste del río Isar, exhibe una serie de edificios de estilo barroco y rococó, construidos durante la primera mitad del siglo XVIII por los soberanos de Baviera, inspirados en los modelos italianos. Marienplatz es su centro vital y en esta plaza se celebran los populares festivales. 

Desde su fundación en 1158 por Henry the Lion ha tenido siempre un rol central en la historia de Alemania.

Múnich posee muchos sitios de interés para los visitantes. Entre sus calles se levanta uno de los monumentos más representativos en esta ciudad, la famosa Puerta de la Victoria.

Fue construida con el fin de conmemorar una guerra por parte de los bávaros, el paso de los años y la destrucción que sufrió Alemania generó que este monumento fuera destruido, sin embargo tras su reconstrucción se convirtió en emblema de paz dentro de la ciudad de Múnich.

Entre la cantidad de lugares turísticos se puede encontrar tambien la iglesia más representativa de Múnich,  la famosa Catedral de Nuestra Señora de Múnich. Conocida como La Frauenkirche se encuentra situada en el centro de la ciudad en la Frauenplatz.

La Cervecería Hofbrauhaus es el símbolo del ambiente festivo y cultural en Múnich; quizá la ciudad más conocida y típica para degustar una auténtica cerveza alemana. 

Se ubica en el centro de Múnich, cerca a la Marienplatz, se fundó en 1589 y tiene una extensa historia a sus espaldas. Fue lugar de reunión de Hitler, cuando aún no era el führer. En este lugar sentó las bases del programa del Partido Nazi, que al ser destruído tras la Segunda guerra Mundial fue reconstruido.



El Neues Rathaus o Ayuntamiento Nuevo, es uno de los edificios más increíbles y hermosos de toda Alemania.

Fue construído por el arquitecto Georg von Hauberrisser entre 1867 y 1909, en un estilo neogótico que representa una de las más valordas muestras en este estilo dentro del territorio alemán.











La Residencia de Múnich es un castillo que encierra más de 600 años de historia bávara. Íntegramente reconstruido tras la II Guerra Mundial, albergó a varios integrantes de la dinastía de los Wittelsbach, quienes lo ampliaron varias veces llegando a construir un verdadero complejo compuesto de siete palacios a lo largo de siete patios. Sus estancias contienen gran cantidad de cuadros, esculturas, tapices y antigüedades que fueron patrimonio de los Wittelsbach, además de otros tesoros reales.


El Palacio de Nymphenburg es de estilo barroco, y está ubicado a las afueras de Munich.

Fue edificado para ser utilizado como residencia de verano de la familia Wittelsbach. Con inmensos jardines y una disposición muy particular, su construcción data de los siglos XVIII y XIX y resulta especialmente notable el vestíbulo de piedra además de la llamada “galería de las bellezas”, donde se exhibe una colección de retratos de hermosas damas encargado por Ludwig I.

RECUERDOS

El buen tiempo, las calles, la gente, los trajes típicos, la comida auténtica alemana, la cerveza, las autopistas sin límite de velocidad, visitar la sede de BMW y montar en descapotable, al albergue, mis amigos, salir de fiesta...







lunes, 9 de mayo de 2011

Boda real inglesa















Aquí dejo algunas fotos que hice en la boda real inglesa el día 29 de abril. 
Realmente no vi gran cosa, sólo los coches oficiales por la mañana llegando a la abadía de Westminster y a los novios en el balcón del palacio de Buckingham (aunque en las fotos no se aprecia), pero fue un día histórico y siempre podré decir que yo estuve allí.