martes, 7 de junio de 2011

Neuschwanstein, Alemania

El castillo de Neuschwanstein está localizado cerca de la localidad alemana de Füsen, en Baviera, y fue mandado construir por el rey Luis II en 1866.


Para su construcción el rey puso dos condiciones: que los trabajadores nativos de Baviera y los materiales utilizados propios casi en exclusividad de la región, circunstancia que supuso un gran impulso para el arte autóctono de Baviera.

Originariamente fue bautizado como el Nuevo Hohenschwangau, en honor al lugar donde el rey pasó la mayor parte de su infancia, pero después el nombre fue cambiado por el de Castillo de Neuschwanstein tras la muerte del monarca.

El diseño, de estilo neogótico, corrió a cargo del arquitecto Christian Jank con una premisa fundamental: la fortaleza tenía que evocar un lugar fantástico, asemejándose a los grandes castillos de los cuentos de hadas, y así fue, gracias también al precioso bosque que lo rodea.

Neuschwanstein cuenta con un total de 360 habitaciones, aunque solo 14 poseen un diseño totalmente acabado. 

La decoración es ostentosa hasta el extremo, y está protagonizada por los cuadros y tapices inspirados en las óperas de Wagner, compositor favorito del rey Luis II, las grandes lámparas de cristal y el mobiliario bañado en oro.




El castillo además puede presumir de albergar el primer teléfono móvil de la historia, con un alcance de 6 metros, una completa red eléctrica, una cocina que aprovecha el calor siguiendo unas pautas escritas por Leonardo Da Vinci, y unas vistas únicas a los Alpes.

Es el edificio más fotografiado en Alemania y uno de los destinos turísticos más populares en ese país.


También se dice que Walt Disney se inspiró en este castillo para crear su emblema: el famoso castillo que sale al principio de todas sus películas.


ALGUNOS BUENOS RECUERDOS DE ESTE VIAJE:

Mis amigos, el llegar a Füsen en tren, subir al castillo en bus y después caminando por el bosque, las vistas, el puente desde que el están hechas las fotos, el buen tiempo, la visita al interior...






No hay comentarios:

Publicar un comentario