martes, 27 de abril de 2010

Neuchâtel (Suiza)



La ciudad de Neuchâtel construida de arenisca amarilla se halla en la orilla septentrional del lago del mismo nombre, delante de la cadena de colinas del Jura. 
El casco medieval de la ciudad con abundantes cafés y restaurantes, tiendas así como teatros y museos confiere un aire francés e invita a callejear.
El deporte acuático, la vida nocturna y un ánimo de vida relajado caracterizan esta ciudad universitaria de habla francesa. En los largos paseos junto al lago, con lugares para descansar y hacer picnic, se divierten los peatones, bañistas, corredores y ciclistas. El aspecto urbano es dominado por el castillo y la catedral del siglo XII. El Hôtel du Peyrou del siglo XVIII y la Place des Halles confieren a la ciudad un aire generoso. 
Tres veces por mes tiene lugar en la Place des Halles un mercado grande, casi mediterráneo, con los mejores productos agrícolas de la región. Neuchâtel es, por lo demás, la "patria" de la vaca lila de Milka: Philipp Suchard fundó en 1826 en Serrières cerca de Neuchâtel su primera fábrica de chocolate. 
 Neuchâtel posee, al fin y al cabo, museos interesantes: el Centro Dürrenmatt, construido por el arquitecto renombrado del Ticino Mario Botta, está dedicado al autor suizo Friedrich Dürrenmatt que vivía aquí durante largos años. 

En el museo de historia del arte encontrará los famosos autómatas de Jacquet Droz del siglo XVIII. Merece atención asimismo el parque arqueológico "Laténium" que permite hacer un viaje científico por el tiempo, desde la prehistoria hasta la actualidad. 

 En pocos minutos un funicular vertical panorámico le sube a la montaña casera de Neuchâtel, el Chaumont, a 1100 metros. También vale la pena visitar el puerto Vue des Alpes como paraíso para excursionistas con unas vistas maravillosas, el Val de Travers con sus minas de asfalto, hacer excursiones a pie o en bicicleta por las orillas del largo o visitar al museo de vid y vino en el castillo Boudry.


RECUERDOS DE ESTE VIAJE

Mis amigos, el paseo junto al lago, la vista desde lo alto del pueblo, la iglesia, las terrazas de la plaza, los tejados de los edificios, las fuentes con esculturas de colores...






lunes, 26 de abril de 2010

Budapest


Budapest es el resultado de la unificación de tres ciudades: PEST, BUDA Y OBUDA, la moderna ciudad capital se fundó así en 1873, y actualmente la habitan 2 millones de personas. El río Danubio la divide en las ciudades de Buda y Pest. Administrativamente tiene 22 distritos, 15 están en el lado de Pest y 6 en el lado de Buda, 1 distrito es la isla de Csepel en el sur de la capital. 


Budapest es, como pocas ciudades europeas, una urbe fluvial. El Danubio, espectacular ya desde las tierras bávaras de Passau, adquiere en la capital de Hungría la magnífica solemnidad que lo convierte en uno de los más famosos ríos europeos y en la vía de civilización por antonomasia entre Oriente Próximo y la Europa norteña, entre los Balcanes y los focos de cultura y desarrollo en el corazón del mundo románico y gótico.

 Es una paradoja histórica que un pueblo como el húngaro, llegado en torno al siglo X a Centroeuropa desde las estepas asiáticas, un pueblo guerrero, jinete y cazador, acabara construyendo, con infinitas aportaciones de todo el mosaico de pueblos de la región, como alemanes, judíos, checos, eslovacos y polacos, una de las ciudades más fascinantes del viejo continente.



Budapest es Buda y Pest. Están divididas por el gran río, que ha sido todo con sus inmensas masas de agua durante siglos, frente militar, vía de salvación de pueblos enteros, fuente de riqueza comercial y veta infinita de cultura. Buda es la vieja ciudad medieval sobre la colina. Pest es el ensanche de la gran urbe que surgió cuando la ya unificada Budapest se convirtió en segunda capital con Viena de un gran imperio. Fue escenario de grandezas durante siglos, de rebeliones fascinantes, como la de 1848 o 1956, y de grandes miserias, como la deportación de la inmensa comunidad judía de la ciudad.


Todo está presente hoy, para el viajero, en la ciudad. Sinagogas y mausoleos, héroes de la épica magiar y cafés de las conspiraciones decimonónicas y anticomunistas. Es una gran ciudad melancólica en la que se funden la belleza y la tragedia. Hay muchas razones y también mucho sentimiento. En ninguna ciudad europea se suicida tanta gente. Hubo que prohibir hace décadas la canción Domingo sangriento por la disposición de tantos de matarse por melancolía.


 Dicen que son añoranzas de un pueblo milenario venido de lejos. Pero en muy pocas se puede percibir tanta pasión por la vida como en estas dos ciudades convertidas en una, Buda y Pest, por las que se puede recorrer la historia de Europa, con sus monumentos y los muñones de sus tragedias y batallas. Budapest es, siempre, una ciudad de ensueño.


LOS MEJORES RECUERDOS DE ESTE VIAJE

El transporte desde el aeropuerto, la ciudad y los monumentos, las señales para llegar al albergue, la comida barata, el McDonalds mas bonito del mundo, los cafés enormes, lel bocadillo con mi amiga en el Bastión de los Pescadores, la Cinetrip Party, isla Margarita, la postal del día de mi cumple, la vida nocturna...








martes, 20 de abril de 2010

Beaune (Francia)


Beaune es una población y comuna francesa, en la región de Borgoña. 

Prestigioso enclave vitícola y artístico, Beaune, fortificada desde 1368, fue, antes que Dijon, la capital de Borgoña. De esta época conserva su muralla, cuyos bastiones albergan bodegas y jardines, antiguas casas y los famosos Hospicios, ese soberbio hôtel-dieu (hospital) cuyo techo de tejas barnizadas es famoso en todo el mundo.


El Hôtel-Dieu des Hospices de Beaune, fue fundado en 1443 y utilizado como un hospital hasta que en 1971 dejo de serlo. Es una joya este hotel, con estilo gótico y unos tejados inclinados de varios colores, es un sitio muy agradable para visitar, además cuenta con la ventaja de estar abierto durante todo el año.


Actualmente se encuentran en el interior una serie de figuras disfrazadas de monjas y enfermos, colocados en situaciones cotidianas, que dan la sensación de estar contemplando la vida diaria del Hospicio hace varios siglos.

En el museo del Hospicio destaca el cuadro “El día del juicio final”, la mayor obra de Rogier van der Weyden. 

El retablo estaba previsto para la capilla que se encontraba al final de la sala del hospital. El "gran salón de los pobres" en el Hotel-Dieu de Beaune, una nave abierta grande que podía contener alrededor de treinta camas a lo largo de sus dos largos muros de 72 metros. 

El políptico fue colgado en la capilla, que fue tradicionalmente abierta los domingos y días festivos.  Más tarde, se trasladó a una habitación contigua que se calienta para evitar un mayor deterioro debido al calor generado por los trescientos mil visitantes que vienen a ver cada año.

El políptico pintado por Rogier van der Weyden y su taller consta de quince paneles de diferentes tamaños. A ambos lados de las figuras centrales de Cristo y el Arcángel Miguel, la composición se divide en dos niveles. La de arriba está envuelto en una nube de oro, en los que se sientan los apóstoles, los jueces de la corte celestial, así como un Papa, un obispo, un rey, un monje y tres mujeres.


Debajo de ellos está la tierra, cuyas almas resucitado emergen para ir a la maldición o la felicidad eterna. El panel central está dominada por el hijo de Dios, sentado en un arco iris con la Virgen María en un extremo del arco y de San Juan Bautista por el otro. Los pies de reposo de Cristo en una esfera, símbolo del universo. Con la mano derecha bendice a los que se guardan y, con su mano izquierda, maldijo a los que están condenados. Ambos gestos son emblemas de relieve por su caso, respectivamente, un lirio y una espada encendida.

Cristo se presenta como San Miguel, príncipe del juicio celestial. Se le representa joven, porque él es inmortal y hermoso, porque es la encarnación de la justicia divina. Él tiene en sus manos una balanza en la que pesa las almas. Las almas están representados por dos pequeñas figuras desnudas, cuyos nombres son "Virtud" y "pecados". El primero se arrodilla y feliz, mientras que el otro parece horrorizada y gritando de terror.




















La fila inferior representa a los elegidos y los condenados. Están representados por dos pequeños grupos de cifras. Ellos son retratados desnudos y en una escala más pequeña, más humana que la de los santos por encima de ellos. Ellos son empujados inexorablemente hacia su destino.
Los condenados son aplastados bajo el peso de sus pecados. Vienen de una tierra seca y agrietada dolorosamente, rodeado por las chispas de fuego y el humo de los senderos. 


Sin embargo, el lado opuesto y más cerca el llegar al paraíso, flores son más abundantes.
Tiempo de Van der Weyden, la mujer era considerada una tentadora, por lo que es más difícil que ser rescatados de un hombre: por lo tanto sólo hay dos mujeres en el grupo, guiado por un ángel.
En el extremo izquierdo del políptico, el paraíso es retratado como un pórtico gótico en llamas con la luz que conduce a la voluntad divina. Por otro lado, en el infierno extraña la falta de demonios. Está simplemente representado por grupos de rocas negras, llamas y vapores volcánicos.



Por otra parte y siguiendo con los puntos de interés, tenemos a la Basilique Collégiale Notre Dame, de estilo gótico y románico entre los siglos XI y XV. En su interior se exhiben tapices medievales de gran belleza.


Capital del vino de Borgoña, Beaune, se encuentra en el corazón de la Ruta des Grands Crus (también llamados "Campos Elíseos de Borgoña). Cada año, la subasta de vinos de los Hospicios es todo un evento tanto enológico como popular.

RECUERDOS

El tren, la visita al Hospicio, la feria de degustación de productos franceses, los viñedos por el caminos y los campos de flores de mostaza...

lunes, 19 de abril de 2010

Bratislava


Bratislava es la capital y mayor ciudad de Eslovaquia. Cuenta con aproximadamente 446.819 habitantes y está situada a orillas del Danubio.

Bratislava es la sede del parlamento y gobierno eslovacos y cuenta con una gran oferta artística, cultural y educativa. En los últimos años está sufriendo una gran transformación, tanto a nivel de recuperación de edificios emblemáticos, como en la mejora de las deterioradas infraestructuras heredadas del antiguo régimen comunista. La zona más interesante desde el punto de vista monumental y artístico es la Ciudad Vieja, colorista y acogedora, donde se puede disfrutar de una gran variedad de comercios y servicios.

Mención especial merece también el puerto fluvial del Danubio, donde se pueden ver barcos mercantes y una gran actividad.
El centro histórico se caracteriza por muchos palacios barrocos . El Palacio Grassalkovich, construido alrededor de 1760, es ahora la residencia del presidente eslovaco, y el Gobierno eslovaco tiene ahora su sede en el antiguo Palacio Arzobispal.


El Castillo de la ciudad domina majestuosamente desde encima de un estribo rocoso, 85 metros por encima del nivel del Danubio, y conoció sus mejores tiempos en el siglo XVIII cuando en él residía de vez en cuando María Teresa de Hamburgo, como Reina de Hungría. Actualmente se pueden encontrar en el castillo diversas exposiciones del Museo Nacional Eslovaco y salas respectivamente del Parlamento Nacional de la República Eslovaca.



La zona del Hrad (castillo) es muy bonita. Desde allí se disfrutan de unas buenas vistas de la ciudad desde donde el visitante puede dar buena cuenta del contraste entre lo viejo y los edificios más modernos. En Bratislava hay bastantes palacios (Primatial, Mirbach, Palffy, etcétera), iglesias, bonitas calles y plazas. Destaca entre estas la plaza principal, Hlavné Námestie, que suele estar abarrotada por turistas. Es un buen lugar para descansar, fijarse en los bonitos edificios que rodean la plaza y, en verano, comprar souvenirs en alguno de sus puestos.


Las iglesias notables incluyen la catedral gótica de San Martín construida entre los siglos XIII y XVI, que sirvió de coronación de la iglesia el Reino de Hungría entre 1563 y 1830. La iglesia de los Franciscanos, que data del siglo XIII, ha sido un lugar de ceremonias. Es el edificio sacro más antiguo de la ciudad. La Iglesia de Santa Isabel, más conocida como la Iglesia Azul debido a su color, está construido totalmente en el estilo Art Nouveau.


Uno de los encantos de Bratislava son las esculturas que están “escondidas” en fachadas y rincones de la ciudad. Hay un papparazzi cámara en mano, un soldado de Napoleón, un dandy o una figura que sale de una alcantarilla. Otras curiosidades son la rueda sin agua que está en el castilo, la casa más estrecha o el kilómetro cero.


RECUERDOS:


La compañía de mi amiga, el viaje en tren, el albergue, los tranvías, las calles llenas de nieve, los guardias del Palacio Real, la tranquilidad de la ciudad, lo barato que era todo, el río Danubio desde el castillo, las esculturas en cada esquina de la ciudad, la comida...




Río Danubio desde el castillo


Teatro


Escultura del fotógrafo


Guardia en el Palacio real


Plaza principal con la nieve amontonada

domingo, 18 de abril de 2010

Roma

 

Roma está situada en el centro de la península itálica, en la región del Lacio, en ambas orillas del río Tíber, a unos 20 km de su desembocadura en el mar Tirreno, en el centro del mar Mediterráneo, fuente de sus riquezas.

Su importancia histórica es enorme.

Considerada una de las cunas de la civilización occidental, congrega cada año a millones de visitantes, atraídos por las ruinas de su antiguo esplendor y sus incalculables obras de arte.

Es el centro espiritual del catolicismo. Su centro histórico, donde se entremezclan restos de casi tres milenios, ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

La variedad de iglesias en Roma, es increible, pero entre todas ellas destacan las construidas por los arquitectos Bernini y Borromini; en constante pugna por demostrar a la história cual es el mejor arquitecto barroco. 

La Fontana di Trevi es la mayor (con 25,9 m de alto y 19,8 de ancho) y más ambiciosa de las fuentes barrocas de Roma. La fuente está situada en el cruce de tres calles, marcando el punto final del Aqua Virgo, uno de los antiguos acueductos que suministraban agua a Roma.


El Coliseo de Roma es un gran anfiteatro de la época del Imperio romano, construido en el siglo I en el centro de la ciudad de Roma. Originalmente era denominado Anfiteatro Flavio en honor a la Dinastía Flavia de emperadores que lo construyó, y pasó a ser llamado Colosseum por una gran estatua ubicada junto a él, el Coloso de Nerón, no conservada actualmente. Por sus características arquitectónicas, estado de conservación e historia, el Coliseo es uno de los monumentos más famosos de la antigüedad clásica. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1980 por la Unesco.

Aunque Roma es una ciudad de apariencia desértica, guarda celosamente un corazón vegetal muy importante. Destaca el Parque de la Apia Antica el más grande y una parte del patrimonio de la ciudad eterna.

Bien es cierto que en muchas otras ciudades hay muchos museos, sin embargo Roma solo cuenta con dos destacables, pero que les aseguro cubrirán las expectativas de cualquier visitante. El Museo Capitolino con sus enormes colecciones ubicadas en 5 palacios y los Museos Vaticanos el complejo expositorio más grande y más visitado del mundo.


RECUERDOS:
El calor y la lluvia a la vez, el arte, las iglesias, la pizza, el hotel, el aperitivo en el Trastévere, el río...

sábado, 17 de abril de 2010

Berna



La capital suiza es una ciudad amable, a la medida del hombre, que conserva un aspecto medieval y un popular encanto comercial. Está catalogada como Patrimonio de la Humanidad, por la UNESCO.

Berna es la sede del Gobierno, de los ministerios (departamentos) federales y de otras instituciones federales como el Banco Nacional. También es la sede internacional de la Unión Postal Universal (UPU) que es una de las agencias especializadas de las Naciones Unidas.

Gran parte de estas calles se caracterizan por sus robustos soportales, por donde circula un abigarrado gentío haciendo compras o deambulando.
Berna es así una ciudad fácilmente soportable en los días de lluvia o nieve, porque se puede recorrer sin paraguas.

 Viejas torres, edificaciones tradicionales, bellas fuentes y calles empedradas integran un conjunto sumamente agradable.

El museo de los Alpes permite al turista familiarizarse con esta zona montañosa que cubre buena parte de la confederación: historia, fauna, turismo, montañismo, etc. 

El museo de bellas artes tiene buenos cuadros de los primitivos italianos, y excelente material de Ferdinand Hodler, pintor de la ciudad, y de Paul Klee. Otro buen museo es el de la Historia de Berna, con buen mobiliario, tapices y elementos de la vida cotidiana de los berneses en tiempos pasados.

ALGUNOS RECUERDOS

El albergue, las tiendas en los sótanos de la calle principal, las montañas, la nieve, las fuentes congeladas…











viernes, 16 de abril de 2010

Estocolmo




Estocolmo esta construido sobre 14 islas y a menudo es llamado la Venecia del Norte. Con más turistas que en cualquier otro sitio de Escandinavia también es considerado la Capital de los países Nórdicos. Estocolmo esta situado en el lago que se une con en mar Báltico y fue construido en este punto estratégico a mitad del siglo 13, pudiendo así controlar el tráfico naval por el lago y viviendo de los peajes de paso.


El aspecto marítimo es importante ya que una tercera parte de la ciudad esta cubierta por el agua. Esta lleno de puentes, puertos deportivos y muelles. El agua esta tan limpia que puedes coger salmones en medio de la ciudad. El clima esta condicionado por las brisas marinas, con lo que el verano más caluroso nunca será tan justiciero con la ayuda de las brisas que airean los callejones de la ciudad.


En Estocolmo se puede disfrutar de un paseo tranquilo por las calles de la ciudad vieja, pasar un gran día de compras en su zona comercial, disfrutar de la tranquilidad del parque de la isla de Djurgarden o del zoo de Skansen o visitar el museo del impresionante galeón Vasa. El Palacio Real, el Ayuntamiento y sus fantásticas vistas del centro desde la torre, el museo de los Premios Nóbel o un paseo en barco por los canales disfrutando de la vista de las diferentes islas. Estocolmo ofrece múltiples posibilidades.


El ayuntamiento (Stadshuset) con la aguja dorada de Tre Kronor es una de las siluetas más conocidas de Estocolmo. Es uno de los principales ejemplos del país de edificación en estilo nacional-romántico. Fue diseñado por el arquitecto Ragnar Östberg y se inauguró en la víspera de San Juan en 1923. El ayuntamiento está compuesto por ocho millones de ladrillos y su torre de 106 metros de altura luce en lo más alto el escudo de armas nacional sueco con tres coronas. Detrás de la suntuosa fachada hay tanto oficinas y locales de reunión para políticos y funcionarios, como magníficas salas para fiestas y obras de arte únicas. En la Sala del concejo (Rådssalen) se reúne el concejo de Estocolmo.

El ayuntamiento es también la sede de la gran fiesta Nobelfesten (Premios Nóbel). Después de la cena en la Sala azul (Blå hallen) los receptores del premio Nobel, realeza e invitados bailan en la Sala dorada (Gyllene salen) con sus 18 millones de piezas de mosaico revestidas de oro. 

jueves, 15 de abril de 2010

Lausana (Suiza)


Lausana, la segunda ciudad en el Lago Lemán, combina el aire de una ciudad mercantil dinámica con la ubicación idílica de un centro turístico. La capital del cantón de Vaud es asimismo ciudad universitaria animada y centro popular de congresos. La Capital Olímpica centra también su atención en el deporte y la cultura.

La ubicación de Lausana es sumamente pintoresca: no llama la atención que el Comité Olímpico Internacional lo haya elegido en 1914 como su sede. La ciudad ha sido construida en tres colinas, rodeada de viñedos, a orillas del Lago Lemán. 

En la orilla francesa opuesta, se eleva el escenario impresionante de los Alpes Saboyanos. El casco antiguo atractivo está en su mayor parte cerrado a los coches. Pequeños callejones con cafés y boutiques abundan en el casco urbano medieval. 

El casco antiguo es dominado por la catedral, considerada como la obra más impresionante de la época gótica temprana. Durante más de mil años, Lausana fue sede obispal.

 En el barrio alrededor de la catedral hay calles de compras al igual que en el pintoresco barrio porteño de Ouchy. La única «metro» de Suiza enlaza a los barrios, facilitando el tráfico en la ciudad ubicada en una vertiente. 

Los sibaritas podrán disfrutar en Lausana de abundantes exquisiteces regionales como por ejemplo salchicha de col con puerro gratinado.

También los aficionados a la cultura se sentirán a gusto en Lausana: La Collection de l'Art Brut en el castillo Beaulieu, la Fondation de l'Hermitage, el museo fotográfico «Musée de l'Elysée», el museo de pipas y muchos otros museos merecen ser visitados. También la oferta de teatros y música es extraordinaria. Al fin y al cabo, el Béjart Ballet de fama mundial tiene su sede en Lausana. 

RECUERDOS

El viaje hasta allí, las vistas desde lo alto de la ciudad y sobre todo el Lago Lemán ¡es precioso!